LA GUÍA DE QUIEN VIVE O MUERE POR EL COVID-19

Dedicado a la memoria del Licenciado José Rolando Cerda Pichardo,

fallecido hoy a los 73 años, por coronavirus. Q.D.E.P.


En los próximos días, México alcanzará el momento más grave de la pandemia de Covid-19. Todo parece indicar que los recursos médicos (camas de hospital, ventiladores mecánicos y máquinas de oxigenación) van a ser insuficientes para atender a los infectados, tanto en hospitales públicos como privados.


1. La guía de los que viven y los que mueren.


Ante la emergencia, se estima que no será posible proporcionar el equipo necesario a todos los pacientes que requieran atención medica crítica. Por esa razón, hace pocos días, la Comisión Nacional de Bioética, emitió la “Guía Bioética de Recursos de Medicina Crítica”, para la toma de decisiones de triaje cuando la emergencia del Covid-19 genere una demanda de recursos de medicina crítica que no sea posible satisfacer. Se trata de la guía que propone, en caso de que los recursos médicos sean insuficientes, quien recibirá el equipo médico necesario y, por tanto, tiene mayor oportunidad de morir o sobrevivir a la pandemia.


En la guía se da cuenta de las posible soluciones al problema: el orden de llegada de los pacientes o el otorgar el tratamiento a quien tenga su salud más deteriorada. También señala que, conforme al principio de justicia social, todas las personas tienen el mismo valor y reconoce que nadie debiera ser excluido para recibir atención de salud, en base a su edad, sexo, filiación política, discapacidad o ni ninguna otra que afecte su dignidad humana.


Sin embargo, la Comisión Nacional de Bioética señala en su guía, suscrita por varios miembros del Consejo de Salubridad General, que forzados a escoger a quien se le proporcionan los equipos que pueden permitirle vivir o morir, debería optarse por los más jóvenes, excluyendo a los mayores. Se dice que tal decisión no es discriminatoria pues los mayores ya vivieron y a los jóvenes les falta vivir, es decir, se trata de salvar mayor cantidad de “vidas por completarse”. Para la Comisión Nacional de Bioética, la muerte es “mala” cuando priva de oportunidades futuras y, por tanto, para los adultos mayores pierden menos que un joven cuando mueren.


CECODI se pronuncia en el sentido de las autoridades no deben utilizar el criterio de edad para el triaje, pues dicha clasificación es discriminatoria hacia los pacientes mayores al negársele, por ese hecho, su derecho fundamental de acceso a la salud en razón de su edad, lo cual afecta su dignidad humana.


2. ¿Qué pasó con la guía de los que viven y los que mueren?


La guía fue publicada en Internet por la autoridad. Vista la indignación social que causó, la Comisión Nacional de Bioética señaló que se trataba de un “borrador” y la retiró de la red, diciendo que se trataba de un documento de discusión ¿Si era para discusión porque la retira? Al retirarla sin que exista otra legalmente expedida, deja en estado de indefensión a la población para saber como se seleccionará a quien deba ser atendido con el equipo adecuado en caso de ser necesario.


En CECODI nos pronunciamos en el sentido de que la autoridad debe expedir una nueva guía, a la brevedad posible, en la que se reconozca plenamente el derecho de toda persona a recibir atención médica, sin distinción de su edad, respetando en todo momento su derecho fundamental a recibir la atención médica especializada o de terapia intensiva necesaria.


3. ¿Qué sucede con aquellos que no recibirán atención médica prioritaria?


Según la guía, aquellos que no califican para recibir cuidados críticos, deben continuar recibiendo tratamiento médico paliativo (para la disnea, fiebre y delirio), así como apoyo psicológico. Pero no se les van a proporcionar el equipo médico necesario para que puedan tener oportunidad de sobrevivir, debido a que el Estado no cuenta con esa capacidad. Según la guía, se acompañará al paciente “lo mejor posible” en el proceso de muerte y se le facilitara que se despida de sus seres queridos, dando le acceso a una video llamada, por ejemplo.


En CECODI nos pronunciamos en el sentido de que todas las personas son iguales, que toda vida tiene el mismo valor y que todos tenemos el mismo derecho a recibir atención médica con recursos de medicina crítica, sin importar nuestra edad, conforme a nuestra Constitución y a los tratados internacionales en materia de derechos humanos existentes. En caso de que el Estado considere que deberá dejar morir gente por insuficiencia de recursos médicos, debe garantizar que las personas sufran lo menos posible, gocen de seguridad jurídica y que sean indemnizadas debidamente.


4. ¿Qué sigue?


En opinión de esta organización se deben tomar las siguientes acciones urgentes:


A. Que la autoridad competente expida de inmediato una nueva guía en la que se garantice el acceso a la salud de todas las personas, sin discriminación alguna.


B. Que el Estado se asegure de que en cada hospital o centro de salud autorizado para la atención de pacientes con Covid-19, haya suficientes notarios que hagan constar, gratuitamente, los testamentos, voluntad anticipada y otros actos necesarios para las personas que, en peligro de muerte, no podrán acceder, por incapacidad del Estado, a los equipos médicos necesarios.


C. Que se permita morir dignamente a aquellos que no tendrán acceso a los equipos de salud necesarios, para lo cual el Estado deberá convocar al Congreso de la Unión para que legisle al respecto y de inmediato. Si el Estado prevé que habrá gente que no podrá tener acceso a un ventilador u oxígeno, ni tendrá oportunidad de sobrevivir, debe expedirse de inmediato una ley que les permita a dichos pacientes decidir si quieren terminar con su vida en forma anticipada mediante una solución médica adecuada. Con dicha medida se evitará que muchas personas mueran asfixiadas en una prolongada agonía y sufrimiento.


D. Que las personas que fallezcan al por no tener acceso al equipo médico necesario, sean indemnizadas por el Estado en forma integral, a través de sus deudos, al considerarse víctimas por la omisión de proporcionarles el equipo médico adecuado para ser atendidos y tener la esperanza de subsistir.


Opinión legal.


Centro Contra la Discriminación A.C. (www.cecodi.org.mx) es una organización de la sociedad civil, no gubernamental y no lucrativa, que pugna por el respecto a los derechos humanos.


Cecodi cuenta con el apoyo legal de Bufete Odriozola, S.C. (www.odriozola.com.mx), una firma de abogados que se ha distinguido por prestar servicios jurídicos, durante más de 25 años, principalmente en las áreas del derecho civil, mercantil, inmobiliario, familiar, amparo y derechos humanos.


Es importante destacar que el contenido de este artículo constituye una opinión jurídica general que no está dirigida a persona alguna en particular ni tiene por objeto desahogar una consulta en específico. Siempre es recomendable consultar cada situación en particular con un abogado calificado.


MTRO. CARLOS E. ODRIOZOLA MARISCAL


El autor ha sido catedrático de postgrado en la Facultad de Derecho de la UNAM, abogado litigante y autor de diversos libros jurídicos.


odriozola@odriozola.com.mx


www.carlosodriozola.org


#COVID19 #PANDEMIA #CORONAVIRUS #MEDICOS #SANITARIOS #DISCRIMINACION #ODRIOZOLA #CECODI

2,929 vistas

©2020 por Centro Contra la Discriminación, A.C.